domingo, 23 de septiembre de 2012

Anexos de la piel


ANEXOS EPIDÉRMICOS

Glándulas: 

Glándulas Sudoríparas. Están distribuidas prácticamente por toda la piel y se clasifican en dos grupos en función de cómo eliminan su producto de secreción.

Glándulas Ecrinas: vierten su producto de secreción sin ningún tipo de destrucción celular. Se caracterizan porque el conducto excretor que poseen se abre directamente a la superficie de la hipodermis mediante un orificio denominado "Poro Sudoríparo", mientras que la zona excretora suele tener una forma de ovillo que se encuentra situada en la dermis próxima a la unión dermo-hipodérmica. Estas glándulas tienen un producto de secreción conocido como "sudor".
En el caso de estas glándulas, es un sudor claro de sabor salado, el 90% es agua y en él van numerosas sustancias disueltas como por ejemplo: cloruro sódico, cloruro potásico, urea, aminoácidos, ácido láctico, proteínas, glucosa, inmunoglobulinas, histaminas... Posee un ph de aproximadamente 4.2 - 5.5.
El sudor se obtiene por un filtrado plasmático que se filtra principalmente a través del ovillo de la glándula y que se va modificando en el conducto excretor, a través de la reabsorción y secreción de numerosos iones.
Entonces por definición son aquellas que están formadas por un glomérulo exterior que desemboca en la piel, tienen la función de termo regulación. Existe un aproximado de 600 glándulas por cada centímetro cuadrado de piel, aunque podremos observar una mayor cantidad en la palma de las manos y la región de la cara. Estas glándulas en total eliminan más de 1 litro de sudor al día en condiciones normales, aunque se pueden llegar a excretar más de 10 litros en situaciones extremas.
Predominan sobre todo en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Glándulas Apocrinas: son aquellas que eliminan parte de su citoplasma junto con su producto excretor (que aparecen como pequeñas vacuolas). Se caracterizan porque su producto excretor se abre al "conducto piloso"; esta secreción se caracteriza porque es más lechosa, viscosa y está formada por agua, pero destaca sobre todo porque es rica en grasa. También en ella existe azúcar, amoniaco, aminoácidos.
En este caso el sudor tiene un pH que es neutro o ligeramente alcalino. Estas glándulas se distribuyen por las axilas, la areola mamaria y las regiones ano-genitales.
Por definición son aquellas que poseen un gran lóbulo secretor y un conducto exterior que suele desembocar en un folículo pilosebáceo. Estas glándulas están especializadas en la secreción de ciertas feromonas y se encuentran en mayor cantidad en la axila, periné y el pubis. Es decir, son glándulas especializadas, una de ellas también es la glándula mamaria, ya que es una glándula apocrina encargada de producir la leche materna.



Las glándulas apocrinas emiten un olor característico en los adultos, en los niños este olor es diferente debido a que la producción de feromonas por estas glándulas es menor.

GLÁNDULAS SEBÁCEAS.


Son glándulas asociadas siempre a los vellos y que se caracterizan por presentar una agrupación celular que aparece como envuelta por una cápsula o una bolsa donde se alojan pequeñas glandulitas. Cada vello lleva asociado entre una y cuatro glándulas sebáceas. Su producto de secreción es el sebo, que es una sustancia grasa que contribuye a dar sensibilidad y permeabilidad a la piel.

Función de las glándulas sebáceas.  Su misión principal es la de generar el sebo que se convierte en un poderoso aliado de nuestro organismo gracias a sus dos funciones principales:

1. Protección antimicrobiana, objetivo que cumple gracias a la acidez  natural del sebo.


2. Función de lubricación del peloEsto permite que el pelo pueda surgir de forma más natural y cómoda.

Tipos de glándulas sebáceas.
Se distinguen dos tipos:

Las que acompañan a un vello. Cada vello suele tener una media de 5 a 6 glándulas sebáceas encargadas de su lubricación y de impedir la entrada de agentes patógenos.

Las que no acompañan a un vello. Están situadas en los labios, los párpados, el glande y las areolas. Por lo tanto tenemos que en los únicos lugares donde no encontramos glándulas sebáceas son las palmas de pies y manos. Cuanto mayor sea el tamaño de la glándula sebácea más pequeño será el tamaño del pelo al que acompañe.

Problemas con las glándulas sebáceas.
Si las glándulas sebáceas funcionan de forma correcta no existe ningún problema, 

sin embargo puede que esto no funcione de esta manera y de esta forma podemos distinguir dos problemas:

1.Cuando las glándulas sebáceas generan poco sebo. Cuando las glándulas sebáceas no generan el sebo suficiente se produce un desequilibrio en la piel que produce sequedad, caspa y posibles infecciones bacterianas que aprovechan los poros libres de sebo para acceder a nuestro organismo.


2. Cuando las glándulas sebáceas producen demasiado sebo tenemos el problema contrario. Piel demasiado grasa lo que produce infecciones y acné y puede tapar el folículo piloso y provocar caídas capilares.

EL VELLO.

Son órganos asociados a la dermis que se encuentran compuestos por distintas columnas de células soldadas unas a otras y que se caracterizan porque están queratinizadas. En este órgano se distinguen dos partes:

La Raíz: que sería la porción del pelo que está por debajo de la superficie cutánea alojada principalmente en la dermis e incluso puede llegar hasta la hipodermis.

El Tallo: que es la porción que aflora a la superficie epidérmica.
 Tanto el tallo como la raíz tienen tres superficies concéntricas, que son:

  •  Interna --> médula
  •  Media --> corteza
  •  Externa --> cutícula.
Rodeando a la raíz del pelo se encuentra el folículo piloso que está constituido en su pared por dos capas celulares distintas:


  • Una capa externa constituida por tejido conjuntivo.
  • Una capa interna formada por tejido epitelial, desdoblado en dos hojas que proceden de una invaginación epidérmica.
En la base del folículo se distinguen dos estructuras que dan lugar a la composición del bulbo piloso, que son:


  • La Papila: que es un pequeño entrante, en el cual se alojan multitud de vasos sanguíneos en un soporte de tejido conjuntivo.
  • La Matriz: es un conjunto de células epiteliales germinales, de ellas derivan el crecimiento del pelo.




LAS UÑAS

Son láminas endurecidas formadas principalmente por queratina que están asociadas a la dermis y en ellas podemos apreciar el cuerpo de la uña, que posee dos caras: un borde proximal y un borde distal.
En esas caras se distingue una cara más externa, convexa con distinta coloración, donde resulta una zona blanquecina en su parte proximal denominada "Lúnula".
En la cara más profunda, tiene un aspecto cóncavo y está adherida a la dermis, además aquí se localiza el órgano productor de la uña o Ungueal. En uno de esos bordes, un borde proximal que posee un pequeño repliegue denominado cutícula y un borde distal que sería la parte accesible de la uña.
Las uñas de los dedos de las manos crecen cuatro o cinco veces más rápido que las uñas de los dedos de los pies. Al igual que el cabello, las uñas crecen más rápidamente en verano que en invierno. Si una uña se rompe, volverá a crecer si la matriz no está gravemente lesionada. Las manchas blancas en las uñas suelen deberse a cambios temporarios en la velocidad de crecimiento.



EN RESUMEN LAS FUNCIONES DE LA PIEL SON:

PROTECCIÓN: Protege nuestro cuerpo del mundo exterior. Por ejemplo de los traumatismos.


TERMOREGULACIÓN: Regula la temperatura constante de 37 grados que el individuo necesita. Por ello se le da el nombre de corazón periférico.

SENSIBILIDAD: Por esta función es que sentimos calor, frío, etc. Por ello se le da el nombre de cerebro periférico.

DEPÓSITO: Es un reservorio de múltiples sustancias como: minerales, sustancias, grasas, sustancias orgánicas, hormonas, vitaminas, etc.

EMUNTORIO: Es la eliminación de distintas sustancias a través del sudor y la secreción sebácea.

ANTIMICROBIANA: Es la primera gran defensa del organismo y actúa como una barrera natural. Si esta barrera se rompe se producen las infecciones.

MELANÓGENA O DE PIGMENTACIÓN: En la capa basal de la epidermis se encuentran las células melanógenas, que producen la melanina, que es la que da las distintas tonalidades a la piel. Es así que tenemos las distintas razas:

  • Raza Blanca: Menos melanina y menos protección.
  • Raza Negra: Más melanina y más protección.

CONTROL DE SENSASIONES: La percepción se da a través de las terminaciones nerviosas y de los receptores.

ACCIÓN INMUNITARIA: Se da a través de células alojadas en la epidermis. Actúa como reservorio de sangre.

FACILITA LA SINTÉSIS DE VITAMINA D: Ya que a través de numerosos precursores por acción de la luz ultravioleta sobre la piel se convierte la vitamina D en una sustancia activa.